Cambio: herramienta por conocimiento

Hablare de forma práctica sobre un concepto fundamental.

El objetivo de este post es: brindarles una herramienta para procesar los cambios.

Situación:

Mucho podemos leer al respecto y con certeza nos encontraremos con los siguientes puntos en común, entre otros:

  • El cambio como oportunidad.
  • La actitud para avanzar con el proceso.

Hago hincapié solo en estos como base.

Desde mi punto de vista el cambio, es una condición asociada a la superación en todo ámbito.

  • Bien se trate de empresas, cualquiera sea su tamaño, relaciones interpersonales o solo el individuo en su afán de superación.

Me interesa focalizar en la persona, el núcleo del todo. Ya que somos la parte esencial y responsable principal  que las cosas sucedan.

El cambio como motor de la evolución

Continue reading “Cambio: herramienta por conocimiento”

Prioridad o No Prioridad, esa es la cuestión

Comencemos con una pregunta sencilla:

¿Qué significa para ti Prioridades?

Tod@s pasamos por este ejercicio en algún en al momento. Así que seguro tienes una respuesta.

 

Le doy una vuelta de rosca adicional. Otra pregunta.

¿Te da buen resultado la forma como las defines?

 

Algunas pistas (sin ánimo de conducir tu respuesta)

  • Sí. Consigo lo que me planteo.
  • Sí. Me resulta fácil identificar que es prioritario.

Muy bien. Si alguna de tus respuestas te hace dudar, continua leyendo lo que comparto a continuación.

Ahora, si tu respuesta es así de categórica.  También te invito a que sigas leyendo y me ayudes con tu opinión al final.

Vamos allá. Hablemos de prioridades

Les comparto mi punto de vista, que tiene un enfoque lógico y practico. Sin andarme con definiciones, hablare en términos tangibles.

Después de probar en carne propia infinidad de definiciones, modelos, clasificación, etc. llegue a la siguiente conclusión:

Una prioridad es sencillamente lo que nosotros nos proponemos como la meta más importante. Eso que deseamos conseguir.

Nota: has observado que subraye la palabra DESEAMOS. ¿Por qué lo hice? Superando la idealización de la meta. A la hora de definir que es prioritario, hablo siempre de cosas concretas y sobre las cuales puedo influir. Ojo, sin coartar mi deseo de superación ni dejar de proyectarme viviendo una situación de realización (cada uno se pone su cota, obvio).

pensar-hacer-sentir

Considero muy importantes las siguientes pautas:

Mi “lista de Nos”

  • No todo es prioritario
  • No todo es urgente

Verás que no es nada complejo pensarlo de esta manera.

  • Norma básica, evitar establecernos metas irreales que llevaran a prioridades aun menos reales. Me ahorro auto agobiarme.

Alguna vez te ha pasado decirte “es que tengo un montón de prioridades y no se por cual comenzar”…. Pues, paremos y replanteamos. Si es una prioridad, es de importancia numero uno.

  • Norma básica 2:
    • Podemos tener varias metas, pero prioridades unas pocas.
    • Ordenemos ideas y actuemos “paso a paso”. Esto nos evitará bloquearnos y que no hagamos nada. Que abandonemos antes de empezar.

Entonces, podemos verlo así:

Las prioridades son nuestros deseos tangibles. De allí que una prioridad pueda ser tan diversa como: mantener una situación o relación (mis hijos, mi pareja, mi trabajo). Asi como también puede ser modificar una situación (como me veo a futuro y que debo hacer para lograrlo).

Por esto mismo que las prioridades, usualmente, se traducen en metas; las cuales engloban objetivos. Estos objetivos se definen para cada área temática, función, tarea o actividad; que nos facilitará  llevar a cabo las acciones necesarias para conseguir esas metas.

  • Resumen: Meta. Objetivos. Acciones. Resultados.

 

Dejo algunos Tips

(No se me ocurre traducción. Yo los llamo así. Permitírmelo por favor)
  • Tip 1: una prioridad se identifica cuando la siento (sin misticismo ni esoterismo). Todo lo demás, serán tareas necesarias a completar.
  • Tip 2: regla que suelo utilizar para clasificar-las:
    califica como importante para mí y urgente cuando incluyen a terceros.
    – No quiero decir que estemos influenciados por las prisas o necesidades ajenas, pero algo parecido nos puede pasar.

Aplicado a una situación particular:

En la vida hay MOMENTOS que nos ponemos a revisar lo que estamos haciendo y hacia dónde vamos; y con el afán de darle sentido, comenzamos a fijar metas como si esta fuera la solución perfecta.

Estas expresiones de deseos, de donde quiero estar y como me veo allí. Es un ejercicio fundamental cuando queremos cambiar algo. Digamos condición necesaria pero no suficiente. Solo, resaltó dos detalles importantes:

  1. El planteo es necesario.
  2. Las acciones, su condición sine qua non para que las cosas ocurran.

Todo puede verse muy  bonito…. ¡en el papel!
Como el Excel, los números siempre salen bien.

Pero, ¿cómo lo llevo a la realidad?

  • Esa debe ser nuestra prioridad inicial: aprender a ordenarnos y luego avanzar.

 

Conclusión:

Establecer prioridades, es un ejercicio que debe unir: situación actual, situación deseada y mis sensaciones.

Por ello, una vez identificadas mis prioridades, debo completar con detalles.

Estos pueden ser:

  • Cuál es la estrategia a seguir
  • Definir objetivos
  • Que tácticas puedo emplear
  • Tiempos

En resumen: “que espero lograr”, “como” y “cuando”.

 

Si revisas en la web hay infinidad de métodos para trabajar las prioridades: por ej.: listarlas y clasificarlas (en importantes y urgentes, incluirles una columna con detalles, etc.), compararlas entre sí (cuando me estoy haciendo un lio y no se por dónde empezar), etc. Aunque para mí lo esencial es:

Se tu mismo.
Tú debes ser el centro de atención ya que todo lo demás serán consecuencias.
Tú eres el que las llevara a cabo.

Yo personalmente, no concibo la vida sin prioridades. Estaría vacio.

¿A ti que te parece?

Te invito a que me compartas TU punto de vista. O contáctame directamente si quieres que profundicemos en detalles. Ok? Gracias!

Avancemos. Siempre.

El camino del Samurái

Te preguntaras, ¿de qué va a hablar con este título?

Hablare desde mi experiencia como autónomo. Qué es eso? Esas personas que por diversos motivos nos encontramos al frente de nuestro PROPIO negocio.

Que obtendrás en este post?

– Mi lista BASE (un A-B-C) para llevar con éxito tu negocio en crecimiento.

Te propongo una serie de acciones. Si, algunas tareas que tendrás que realizar. Sencillas? Ya lo veremos. Avancemos!

 

Los pongo en contexto:

Siendo autónomos, cuenta propia, etc.: somos los jefes.

… También somos el informático (departamento de tecnología para darle más cache), el encargado de compras, de la logística, el departamento de marketing y comercial, director de recursos humanos, nuestro propio asesor contable, financiero, tributario, etc.. Vale mencionar que también algunas, o muchas, veces metemos la pata* por aplicar en exceso el “DIY”** en algunos ámbitos tan específicos y técnicos….

….Respaldándonos en los conocimientos que hemos adquirido, nuestras ansias de superación y con el maná de información de la web que suple nuestras áreas de conocimiento desconocido. Completamos el cocktail aplicando el milenario método de la prueba y error. Resultado, todo comienza bien, parece ir mejor, el mercado nos responde, nos confiamos y seguimos para adelante….

Que es lo peor que nos puede pasar? Que nos carguemos el negocio.

Notas: * errores ** hacerlo tú mismo.

Continue reading “El camino del Samurái”

Cambio de vida

Si te encuentras en ese momento donde la cabeza no para y empiezas a dormir un poco menos. Incluso hasta percibes cambios de humor repentinos. Creo que es hora que te sientes un rato a charlar contigo mismo.

Disparador: hasta aquí llegamos.

Esa fue la respuesta a mi idea de cambio. Parece algo difícil, aunque después de tomada la decisión y ejecutada, no lo fue tanto.

Eso sí, pase por todas las etapas emocionales posibles tanto imaginables (normales?) como las impensadas. Más los efectos concatenados o secundarios, como quieras llamarlos, de la decisión que estaba tomando: sensaciones como incertidumbre, indecisión, agobios, inseguridad, nervios y euforia (esta es la mejor sensación de todas!).

Consecuencia:

En 15 días me fui del país. Deje a mis amigos, arregle mi salida del trabajo –comentario express: buen ambiente laboral (en toda la organización), buena posición y bien pagado-, deje a mi familia paterna (a pesar de vivir solo desde hacía más de 11 años, la familia siempre estaba presente) y aposte por un cambio radical de rumbo.

Motivación inicial:

  • En lo personal: quería ver que más podía hacer.
  • En lo profesional: me sentía poco útil y encerrado en un contexto donde el desarrollo de mi carrera profesional lo veía con muy pocas posibilidades de crecimiento en el mediano/largo plazo.

El análisis de situación fue fácil aunque no sencillo. Lo más complejo fue la planificación general de lo que quería hacer (fijarme una meta), que pasos debería ir dando (etapas con objetivos) y en que tiempos (plan de acción temporal). Mi resultado: un proyecto a 12 años. (El cual voy cumpliendo)

Este proceso de planificación fue muy bonito. (Lo sorprendente es que no me llevo más de un par de horas plasmarlo en papel). Aunque todos sabemos que escribirlo es fácil, chungo (difícil) se pone la ejecución.

Si quieres profundizar en determinados aspectos, pincha en los links que se adjuntan a continuación:

Soy nuevo en esto, del blog digo. Por otro lado,  si tengo mucha experiencia sobre “el cambio”. Te invito a que me dejes tu comentario e incluso, si quieres, compartas tus inquietudes o en que temas te gustaría que hable. Muchas gracias!

Trilogía: Análisis, Planificación y Recursos

Cuantas veces no enfrentamos a este dilema: hay algo que me incomoda pero no sé qué es?

Pues, si estas pasando por esta sensación, te recomiendo que empieces por aclararte.

Como lo hago yo?

Repito una y otra vez un modelo. Me planteo las cosas siguiendo un simple esquema. Como lo digo en el titulo: análisis, planificación y recursos….. Siempre haciendo!! No esperando que las cosas sucedan.

Análisis de situación:

PREVIA

  • Escojo un momento de la semana, del día, la hora donde se que nada ni nadie me va a interrumpir.
  • Papel y lápiz para ir tomando mis notas.
  • Pongo algo de música tranquila.
  • Mentalízate que este es un proceso de mayor a menor detalle y que una vez que lo comienzas, el mismo te lleva adelante. Manos a la obra!

DURANTE:

  • Pienso en el contexto personal y profesional
    • Primero un breve repaso de mi situación actual: quienes forma parte, como me siento con cada una de estos personajes, que hago con ellos, que hacen estos por mi?
    • Identifico aquellos puntos que no están claros para profundizar en ellos
  • Profundizo. Entro al detalle:
    • Expongo, tipo redacción, lo que voy sintiendo de solo pensar en cada punto que señale. Lo primero que me sale. Al principio no tendrá mucho sentido pero ya lo tendrá. Paciencia.
  • Que quiero para mí: no me vale genéricos del tipo, ganar más dinero, dejar de discutir, sentirme realizado, la paz mundial, etc.
    • Hago foco en situaciones concretas que deseo, siento y quiero modificar.
      • Las resalto
    • Ataco el problema con ideas:
      • Confecciono un listado con todo lo que se me ocurre que debo hacer (YO en primera persona). Aquí, no pienso en que deberían hacer los demás o el contexto. Ya que no tengo incidencia ni control sobre ello directamente. No caigas en ese error. Te quitara tiempo y sobre todo energía.
        • Tip/Nota: si algo debe cambiar, el primer eslabón o el motor del cambio soy yo. Quizás, luego mi accionar afecte a terceros; pero el centro soy y seré siempre yo. No se trata de tercerizar la culpa.
      • Nuevamente, foco en los puntos que veo más significativos
        • Empiezo a desarrollarlos. Cómo? Pensando sobre cada uno de ellos en términos como:
          1. Esto qué sería? De que se trata?
          2. Lo identifico como una posible meta a conseguir. Entonces, veré que brecha o gap existe entre la situación actual y la deseada (ojo, no estoy hablando de tiempos. Solo de que cosas, tareas, aprendizaje/formación, hábitos, recursos, etc. Esas cosas que necesito para cambiar del estado 0 al estado 1 y al estado 2 y sucesivos (pensar como un proceso de cambio con tareas necesarias para avanzar).
        • Habiendo listado e identificado los temas que debo abordar, ahora sí, empiezo a pensarlo relacionándolo a tiempos.

CERRANDO EL PROCESO:

Una vez que tenemos identificada la meta y sus objetivos, con sus respectivos tiempos que insumen (lo que requiere cada objetivo para su concreción), estoy listo para etapa de planificación temporal general.

Hasta aquí este post. Avancemos.

Como siempre, bienvenidos tus comentarios. Seguimos en línea.